Estrategias de recobro de deudas para optimizar tu negocio

Una correcta gestión de recobros asegura la salud financiera de toda empresa, su futuro y su tranquilidad.

Poner en práctica estrategias de gestión de recobro asegura que el cobro de deudas sea efectivo siempre y cuando se utilice la tecnología apropiada para ello. En este sentido, existen formas novedosas de enfrentar uno de los problemas que más afectan a las empresas desde el último año: la morosidad.

Los impagos han crecido sin precedentes desde 2021, pero por suerte puedes conocer las formas de gestión de recobro que te ayudarán a hacerles frente sin esfuerzo.

Gestión de recobro

La gestión de recobro o la recuperación de deudas hace referencia al proceso que inicia una empresa cuando necesita gestionar aquellas deudas que se han generado si un cliente no ha realizado un pago cuando procede.

Las acciones que se toman para recuperar una deuda son muy variadas y han ido cambiando con el paso de los años, ya que con los avances de la tecnología se han desarrollado métodos que hacen del recobro de deudas una tarea mucho más sencilla y automatizada. A pesar de ello, se trata de un proceso poco agradable para cualquiera de las partes implicadas, ya que cobrar deudas supone poner en marcha procedimientos para cancelar deudas de personas que no han querido o no han podido pagar.

El problema de la morosidad

Iniciar un procedimiento de recuperación de deudas es algo que depende de la empresa y es su responsabilidad estar al tanto del estado de los pagos de sus clientes.

Hacer un seguimiento de los pagos es fundamental para garantizar la salud financiera de la empresa, ya que no recibir el dinero correspondiente por ofrecer un servicio o producto es una dificultad añadida que se suma a las que ya sufren de por sí las empresas.

Por desgracia, el problema de la morosidad ha crecido sin precedentes desde el segundo trimestre de 2021. Tal y como apunta el Observatorio de la Morosidad publicado por Cepyme, la cifra ha sufrido un crecimiento interanual del 15,8%. Sumado a esto, el mismo informe señala que en el tercer trimestre de ese mismo año el 70,5% de las facturas emitidas registraron retraso en su pago, lo cual implica un alto coste en los recursos de las empresas.

La morosidad está a la orden del día, y cobrar las deudas que los clientes generan es una prioridad para las empresas.

recobro-de-impagos

Tipos de deudores

Los tipos de deudores que incumplen sus pagos y ante los cuales las empresas se encuentran obligadas a reclamar pagos tienen motivos muy diferentes.

  • Morosos fortuitos. Aquellos clientes que tienen intención de pagar, pero que de manera casual no disponen de la liquidez suficiente en su cuenta en el momento del cobro.
  • Morosos circunstanciales. Al igual que los anteriores, tienen intención de pagar, pero se encuentran en unas circunstancias inusuales que les obligan a retrasar el pago. En muchos casos, dando lugar al llamado churn rate involuntario. En cuanto lo solucionan saldan la deuda.
  • Morosos intencionales. En este caso, los deudores no tienen intención de pagar y tratan de retrasar el pago para no cumplir con su obligación.
  • Morosos desorganizados. Son clientes que no desean ser deudores, pero que por falta de organización, buena gestión financiera o conocimientos, no hacen sus pagos en la fecha correspondiente.
  • Morosos negligentes. Si además de no tener la organización necesaria para hacer los pagos a tiempo, tampoco tienen intención de pagar nos encontramos ante deudores negligentes.

Consecuencias de la morosidad

Es más que evidente que el incumplimiento de pagos de los clientes es algo a evitar en toda empresa por el hecho de faltar al compromiso que se constituye entre el vendedor y el comprador. Pero además de la carga moral y ética que supone, también tiene consecuencias financieras que ponen en jaque la propia existencia de la empresa.

Al no cumplir con las condiciones de pago pactadas, la empresa se expone a un descuadre de cuentas que afecta a su estabilidad financiera, especialmente si sus ingresos los utiliza para producir sus productos o comprar stock.

Cómo mejorar el recobro de impagos

¿Hay forma de vencer este problema? La respuesta es que sí. Gracias a la tecnología se han desarrollado soluciones para la estrategias de recobro que pueden implementar las empresas en el momento de vencer la morosidad. No obstante, lo más recomendable es implementar las estrategias antes para evitar estos molestos problemas.

recuperación-de-deudas

Estrategias de recobro: mejores prácticas

Lo principal en la gestión de recobros es concentrar todos los esfuerzos en evitar llegar a una situación de recobro de deudas. Es decir, definir las estrategias que ayuden a manejar de manera inteligente las relaciones con los clientes. De esta manera, se construirán relaciones a largo plazo, duraderas y que permitirán anticiparte al indeseable cobro de deudas.

Cuando no ha sido posible anticiparse a esta situación y se llega a la necesidad de iniciar una operación de recobro al cliente, existen varias formas de hacer frente a ello.

Métodos de recobro tradicionales

Existen empresas especializadas en la gestión de impagos que ofrecen una gestión de recobro de deudas completa, poniendo en marcha diferentes acciones (empezando por las más sutiles y llegando a las más severas). Esto se traduce en diferentes actividades como una carta o una llamada telefónica reclamando el impago, llegando en los casos más extremos a acciones judiciales que se resolverán en un juicio contra el deudor.

Llevar la gestión de recobro a terceros implica también un gasto añadido, así como una falta de efectividad de las iniciativas de recobro implementadas por la empresa. Es decir, significa que la vía "amistosa" no ha sido suficiente para cancelar deudas y se ha necesitado recurrir a una empresa dedicada a ello, afectando en cierta medida a la reputación de la empresa.

Métodos de recobro alternativos

Por otro lado, en los últimos años se han desarrollado soluciones alternativas que se enfrentan al problema de la morosidad desde otro punto de vista, sin comprometer la relación con el cliente al recurrir a un servicio externo de recobro de deudas.

Tecnologías como la inteligencia artificial, el manejo intensivo de estrategias, los chatbots y los asistentes virtuales han llegado para automatizar y dinamizar los procesos de recobro y recuperación de deudas. Las tareas rutinarias y manuales quedan automatizadas con programas de gestión de cobros online. Estos softwares se encargan de llevar un seguimiento de los cobros y, por lo tanto, de gestionar las cuentas de la empresa y otras acciones como cobrar deudas.

sistema-cbro-automático

Recuperación de deudas con un sistema de cobro automático

Muchas de las incidencias que ocurren cuando se emite un cobro pueden resolverse con la implementación de un sistema de gestión de cobro automático. Este tipo de tecnología logra automatizar todas las gestiones relativas a la gestión de recobros y de deudas.

Por otro lado, además de prevenir problemas con el recobro de deudas, evita la contratación de personal dedicado a la gestión de recobros (ya sea interno o externo), haciendo un ahorro importante y un aumento de la productividad de la empresa, ya que no se tiene que seguir haciendo cargo del recobro de forma manual.

Contar con un sistema de recobro automático permite:

  • Un enfoque pleno al core business de la empresa
  • Mejorar su imagen y la de su deudor
  • Aumentar la liquidez
  • Asegurar el cobro de facturas futuras
  • Controlar las entradas de dinero
  • Gestionar múltiples canales de venta y cobro
  • Ofrecer opciones de pago online
  • Mejora el rendimiento general de la empresa
gestion-cobros-online

¿Cómo actúa Uelz en el recobro de deudas?

Como se ha explicado, implementar un sistema de cobro automático es la alternativa indicada para empezar una estrategia de gestión de recobro que garantizará la recuperación de deudas.

La tecnología de Uelz está a tu disposición para asegurar tus cobros de manera no intrusiva. El sistema de reintento de cobro automático reduce la tasa de impago con tarjeta al emitir recobros cuando el cobro no ha sido efectuado con éxito. Esto puede deberse a motivos muy diversos como puede ser la falta de saldo en la tarjeta de tu cliente o por cualquier cuestión técnica de su banco. Ante los posibles impedimentos para realizar un cobro exitoso, Uelz emite reintentos de cobro automáticos cada 24 horas sin coste adicional hasta conseguirlo.

Si tras leer este artículo quieres saber más acerca del sistema de gestión de cobro automático y cómo implementar una estrategia de gestión de recobro online puedes probar Uelz gratis para poner en funcionamiento un sistema de cobro integral que abarca el proceso del cobro online desde el principio hasta el final. Una solución online para los impagos.

Publicaciones relacionadas

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
Utilizamos Cookies propias y de terceros en nuestro sitio web para mejorar la experiencia de usuario. Nos ayudan a comprender mejor cómo se utiliza nuestro sitio para adaptar el contenido e incluir anuncios personalizados.