Formas de cobrar con tarjeta sin TPV

El método de pago preferido en España es la tarjeta, el 74% de la población así lo señala en informes sobre tendencias de pago. Cada vez son más los negocios que necesitan ofrecer esta opción de pago a sus clientes, pero en cambio no lo hacen por la complicación que supone hacerlo desde un TPV tradicional.

Ahora esto ya no es un problema porque existen muchas nuevas opciones que tienen todas las ventajas de cobrar con tarjeta pero sin la necesidad de integrar un TPV.

¿Qué es un TPV?

Un TPV es el sistema que utilizan los negocios para procesar pagos de clientes de manera física. Como su nombre indica un "Terminal en Punto de Venta" utiliza un hardware para hacer cobros con tarjeta, estos componentes físicos son un lector de tarjetas (conocido como datáfono), un software de gestión, una pantalla y una impresora de recibos. Por otro lado, gracias a este sistema el comercio puede llevar un control de las transacciones de su negocio y también de su stock si lo tiene, entre otras muchas tareas. Las funciones del TPV permiten gestionar un negocio de manera automatizada.

En definitiva, es el dispositivo que permite el cobro con tarjeta de débito o crédito a los clientes en un negocio físico y por ese motivo ofrece grandes ventajas. La principal es el aumento de las ventas, ya que cada vez son más los clientes que eligen la tarjeta como su método de pago preferido. Tanto es así, que en el último año el gasto con tarjeta ha crecido un 27%. Por este motivo, los negocios necesitan ofrecer una experiencia de pago automatizada conforme a las demandas de los clientes.

¿Cómo cobrar con tarjeta sin TPV?

El cobro por TPV es la opción más tradicional para pagar con tarjeta cuando se venden productos físicos o se ofrecen servicios presenciales, pero existen opciones más económicas, cómodas e igual de efectivas para cobrar con tarjeta sin TPV. Los principales inconvenientes del TPV es la cantidad de hardware físico que se necesita para procesar un pago. Si un servicio se ofrece a domicilio, por ejemplo, es más complicado cobrar con tarjeta. Por otro lado, los costes de mantenimiento y compra de los componentes son algo a tener en cuenta también.

Como alternativa a este sistema te proponemos otras tecnologías que permiten cobrar por tarjeta sin la necesidad de tener un TPV físico, con todas las ventajas que esto supone.

Pago mediante link

Para no utilizar un TPV pero sí aceptar cobros con tarjeta la forma más recomendable es hacerlo a través de links de pago. El llamado método de pago "pay by link" permite pagar online con tarjeta desde el móvil, ordenador o tablet. Así, los clientes pueden acceder desde su dispositivo al checkout de pago con un solo click.

El proceso de pago mediante link comienza con una plataforma de pagos online desde la que se gestionan todos los cobros del negocio y a través de la cual se generan los enlaces de pago que se enviarán a los clientes. Este sistema está pensado para vender online, pero también es realmente útil cuando los pagos se hacen de forma presencial, ya que se puede enviar el link al cliente por mensajes de texto, Whatsapp, email o redes sociales. Una vez que el cliente entra en el enlace solo tiene que introducir sus datos de pago en el checkout.

El pago se puede hacer en el momento en el que se consume el servicio o en cualquier otro momento enviando el link más tarde o antes de ofrecer el servicio si se quiere hacer el cobro con anticipación. Esta opción es muy recomendable cuando se quieren hacer cobros con tarjeta como en clases particulares, consultas, asesorías, reservas, sesiones puntuales... y sin tener la necesidad de contratar un servicio de TPV.

Pago mediante código QR

Otra manera de aprovechar los links de pago es creando códigos QR con ellos. Para facilitar todavía más el pago por tarjeta sin TPV se pueden generar códigos QR con los links de pago del servicio para que el cliente lo escanee con su móvil y pueda pagar online con todavía más comodidades.

Pagar con móvil es una opción cada vez más buscada y gracias a los lectores de QR se puede acceder a un enlace en segundos. El enlace de pago puede quedar a la vista en un establecimiento físico o también imprimirse para que los clientes lo lleven consigo y hagan el pago cuando deseen. Cuando el usuario escanea el código desde cualquiera de los formatos, puede acceder directamente a la página de pago, donde deberá introducir sus datos de pago y autorizar la compra.

¿Cuál es la mejor forma de cobrar con tarjeta sin TPV?

La mejor forma de cobrar con tarjeta sin TPV es la que más se adapta a las necesidades de tu negocio y de tus clientes. Si has comprobado que tu público objetivo prefiere hacer sus pagos con tarjeta y tienen acceso a la tecnología de pagos con móvil, entonces implementar una solución de pago a través de link o código QR es la mejor opción.

Además, una vez que los clientes acceden al link de pago pueden seleccionar las distintas opciones de pago que quieras ofrecerles. La tecnología del link de pago ofrece muchas más opciones que el tradicional TPV, como el pago con recibo bancario o los pagos fraccionados. Así pues, aunque el pago con tarjeta sea el más solicitado siempre podrás ofrecer más opciones adaptadas a las distintas necesidades del cliente.

En definitiva, contar con una tecnología accesible tanto para los negocios como para los clientes es la clave para empezar a cobrar con tarjeta sin TPV, uno de los objetivos de muchos pequeños negocios. Uelz es el socio indicado para ello, ya que podrás ofrecer la opción de pagar con tarjeta (entre otros muchos métodos de pago) para recibir pagos tanto online como no, contando siempre con las facilidades de una plataforma de orquestación de pagos desde la que gestionar todos tus cobros.

Publicaciones relacionadas

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
Utilizamos Cookies propias y de terceros en nuestro sitio web para mejorar la experiencia de usuario. Nos ayudan a comprender mejor cómo se utiliza nuestro sitio para adaptar el contenido e incluir anuncios personalizados.