Qué es cloud computing y por qué debes implementarlo en tu empresa

Trabajar "en la nube" es una de las expresiones que más se oyen cuando hablamos de digitalizar un negocio. ¿Pero qué significa realmente? Trabajar en la nube es algo que hacemos todos los días aunque no seamos conscientes de ello. Tener un correo electrónico ya es utilizar un servicio online en la nube porque los servidores donde se almacenan los e-mails y sus archivos adjuntos se encuentran fuera de las infraestructuras locales de nuestro propio dispositivo, es decir, están en la nube.

Con el paso de los años, las tecnologías han ido mejorando y la capacidad del ancho de banda de internet también. Por este motivo las aplicaciones en la nube han ido ganando terreno en la gestión de cualquier empresa. Hay cientos de servicios disponibles, miles de plataformas online y todavía más millones de funcionalidades en cada una... Todas ellas tienen sus ventajas a la hora de impulsar un negocio online y existen todo tipo de soluciones ajustadas a las necesidades específicas de cada empresa. Pero ante tantas opciones y posibilidades es lógico preguntarse si es imprescindible para tu empresa pasarse al cloud computing. La respuesta la irás descubriendo a lo largo de este post, pero te adelantamos que seguro que de una manera u otra ya has empezado a hacerlo.

Antes de todo, vamos a empezar por el principio explicando qué es cloud computing y los servicios cloud computing para empresas.

¿Qué es cloud computing?

El cloud computing o computación en la nube es la forma acceder a servicios informáticos escalables y bajo demanda a través de internet. Esto significa que no es necesario descargar ni instalar ninguna clase de software en tus dispositivos para utilizar aplicaciones informáticas, ni tampoco hacer un desembolso inicial de dinero por la compra de una licencia.

Con los servicios cloud computing los usuarios acceden a tecnologías en la red porque sus infraestructuras locales pasan a ser online, es decir, en la nube. A través de una red de servidores conectados entre sí, se almacenan los datos y se accede a ellos a través de una conexión a internet utilizando un dispositivo externo.

El cloud computing utiliza este sistema de servidores para almacenar sus sistemas y datos online y así ofrecer una alternativa a los usuarios en la que no necesitan la memoria de su ordenador para trabajar.

Características del cloud computing

Para definir más a fondo el concepto de cloud computing vamos a ver cada una de las características de este tipo de aplicaciones en la nube.

  • Rapidez: al tratarse de un servicio online, el acceso es inmediato y rápido. Los avances en las redes de particulares han permitido abarcar grandes cantidades de datos e información, aunque la rapidez del acceso dependerá de la velocidad de la red de internet del usuario.
  • Datos en un solo lugar: gracias al almacenamiento en la nube es posible agrupar grandes bases de datos, prácticamente sin límite, lo que supone un gran avance a la hora de guardar, clasificar y encontrar la información de una empresa.  
  • Accesibilidad: los datos quedan al alcance de cualquier persona de todo momento y desde cualquier dispositivo (siempre que cuente con conexión a internet), lo que significa que el acceso es multiplataforma (ordenador, móvil, tablet...) y no depende de ningún hardware.
  • Bajo demanda: para acceder a los servicios de cloud computing no hay que adquirir ningún tipo de licencia ni pagar el precio de un programa. El coste depende del uso que se dé a la plataforma y este suele ser por suscripciones mensuales, anuales o según el espacio de almacenaje que se necesite. Elegir el plan que más se adapte a una empresa es la forma de acceder a servicios en la nube de la manera más rentable.
  • Escalabilidad: el tamaño de los servicios cloud computing está completamente adaptado al usuario. Normalmente existen distintos niveles o planes enfocados a los posibles usuarios y sus necesidades. De esta manera, las funcionalidades de los servicios se pueden ampliar o reducir sin problema.
nube-hibrida-ventajas-desventajas

¿Cómo funcionan los servicios de Cloud Computing?

Normalmente, las herramientas en la nube cuentan con dos partes fundamentales. Por un lado, el proveedor de los servicios y por otro el usuario. A diferencia del software tradicional, el cloud computing funciona de manera autónoma, utilizando servidores ajenos a los sistemas de cualquier empresa, lo que permite el acceso en remoto a los datos almacenados en la nube. De esta manera, no se requiere mantenimiento interno de la estructura, ni hay que contratar a un equipo de TI para ello.

Utilizar servicios cloud computing es la clave para trabajar trabajo de forma remota, pero también para mejorar los flujos internos en todo tipo de empresas.

Tipos de cloud computing

Dentro del propio sistema cloud computing encontramos cuatro tipos de cloud en las que se almacenan los datos según el acceso y participación de los usuarios.

Tipo de cloud 1: Cloud computing en nube privada

La nube privada se ofrece a un grupo de usuarios elegidos por el propietario de la nube. Suele utilizarse para grandes empresas y organizaciones que necesitan un alto control sobre los datos y mayor seguridad. Para ello desarrollan un software personalizado a sus necesidades en una nube de servidores privados, para contar con las características de servicios cloud para empresas. Su coste es también más alto, por eso es propio para aquellas empresas donde el aspecto corporativo es esencial.

Tipo de cloud 2: Cloud computing en nube pública

La nube pública es la que ofrece servicios de cloud computing a través de internet de manera abierta, ya sea de manera gratuita o de pago. Esto es que cualquier usuario puede acceder a ella y el proveedor es el encargado de su mantenimiento. Se trata del sistema cloud más accesible y que respeta los principios del almacenamiento en la nube, prestando especial atención a su accesibilidad y escalabilidad. Todos los usuarios pueden entrar a la información desde cualquier dispositivo y sus funcionalidades se adaptan fácilmente.

Tipo de cloud 3: Cloud computing en nube híbrida

Como deja intuir su nombre, la nube híbrida es una combinación de los dos modelos anteriores. En este caso, se coordinan tanto la nube privada como la pública para crear una tercera donde prevalece un tipo de tecnología abierta (sin propietario) o cerrada (con propietario). Su desarrollo depende de las necesidades específicas de la empresa, por lo que es mucho más personalizada que la pública, pero no tanto como la privada.

Tipo de cloud 4: Cloud computing en nube comunitaria

En la nube comunitaria dos empresas u organizaciones comparten su infraestructura tecnológica para resolver un problema común. Este caso responde a necesidades específicas de sectores muy concretos como pueden ser hospitales o universidades.

Ventajas y desventajas del cloud computing

Aunque el uso de los servicios cloud computing se ha extendido en los últimos años gracias al mayor y mejor acceso que dan a los datos, hay que conocer tanto sus ventajas como sus desventajas para valorar si es la mejor opción para tu empresa.

cloud-computing-empresas

Ventajas de los servicios cloud computing

Cada vez más empresas están migrando sus servidores a la nube debido a la gran cantidad de ventajas que ofrece, por eso vamos a comentar algunas de ellas.

  • Flexibilidad: el acceso remoto facilita el trabajo desde cualquier punto del planeta y utilizando cualquier dispositivo. Los usuarios tienen libertad total para trabajar, pero también para solicitar en cualquier momento los recursos que necesitan.
  • Bajo coste: los costes de este tipo de servicios se limitan al pago por la suscripción o el uso del almacenamiento, lo que reduce en gran parte los gastos de la empresas en otro tipo de productos o softwares, así como en su infraestructura o mantenimiento.
  • Seguridad: el proveedor garantiza la seguridad del cloud computing en la mayoría de los casos. Los datos se almacenan siguiendo protocolos de seguridad, así que los riesgos son relativamente bajos.
  • Reducción de la infraestructura: no se requiere de ningún tipo de infraestructura física, más allá de un dispositivo con conexión a internet. Solo se necesitan estos dos requisitos para poder trabajar en la nube. Además, las actualizaciones se consiguen de forma automática para asegurar en todo momento la mejor versión del sistema.
  • Recuperación de desastres: ante cualquier error siempre se conserva una copia de seguridad de los datos, por lo que se pueden restaurar para evitar así su pérdida.
  • Trabajo colaborativo: las aplicaciones en la nube permiten el trabajo simultáneo entre los miembros del equipo, así como su acceso en remoto, lo que aumenta la productividad y eficiencia a la hora de resolver tareas.

Desventajas de los servicios cloud computing

Como todo servicio online, el cloud computing también tiene sus inconvenientes y hay que conocerlos para tomar una decisión sobre su uso.

  • Dependencia de internet: como ya se ha mencionado, es necesaria una conexión a internet para hacer uso de los servicios en la nube y acceder a los datos almacenados en los servidores, lo que significa que sin conexión no es posible trabajar. Esto puede ser un impedimento a la hora de acceder en remoto desde ciertos lugares lugares o si no de dispone de una conexión con la velocidad necesaria para procesar todos los datos.
  • Dependencia de proveedores: del mismo modo, la información de una empresa queda en manos de los proveedores externos, lo cual puede conllevar algunos problemas cuando el trabajo depende de actores ajenos a la propia empresa. No es recomendable cuando la empresa quiere hacer cambios sustanciales en las infraestructuras, pero hay opciones menos limitadas para ello, como veremos en los modelos que existen de cloud computing.
  • Riesgo de datos: algo que se ha explicado como una ventaja es la seguridad de los datos, sin embargo los riesgos de almacenar datos sensibles en internet nunca se reducen a cero. Los datos quedan expuestos a posibles ataques, por eso es imprescindible revisar las garantías que ofrecen los proveedores y ser consciente de a quién ofrecemos nuestra información.

Modelos de cloud computing

Además, de los distintos tipos de cloud computing, también encontramos diferentes modelos de cloud computing según su desarrollo y el uso que los usuarios pueden hacer de ellos.

Saas

Software as a Service, es el modelo de software integral en la nube que ofrece una aplicación como un servicio para los usuarios. Toda la infraestructura está alojada en la nube de de un proveedor y es él mismo el que se encarga de su mantenimiento y actualizaciones automáticas. Se accede a él fácilmente a través de internet desde cualquier dispositivo y suele presentarse como un servicio basado en una web.

Paas

A una Platform as a Service se accede de la misma manera que aun Saas, pero no tiene la misma función. En este caso, se trata de un entorno de desarrollo en la nube que permite desarrollar aplicaciones personalizadas sin importar su complejidad y siempre alojadas en la nube. Se utilizan a lo largo de todo el ciclo de vida de un producto y para herramientas de desarrollo, administración de bases de datos o análisis de negocios.

Iass

La Infraestructure as a Service se diferencia de los anteriores modelos por varios motivos. El primero de ellos es que el usuario es el responsable de administrar las aplicaciones y el segundo es que su modelo de pago es siempre según el uso. Su función principal es ofrecer a los clientes una infraestructura externa donde alojar los datos y se plantea como una solución para las empresas para evitar el uso de centros de datos locales y, así, ahorrar costes.

cloud-computing-ejemplos

Servicios cloud computing para empresas

Existen miles de servicios de cloud computing disponibles según el tipo de empresa, las necesidades de los usuarios, el uso que se le dará al producto, el modelo del servicio o el modelo de precio con el que comercializan (freemium, pago por uso, planes diferenciados...).

Conociendo los distintos modelos de sistemas y tipos de nubes, así como las ventajas y desventajas de implementar el cloud computing en la operativa de una empresa, vamos a presentar y comentar algunas de las herramientas online más interesantes para las empresas.

Google

No hace falta presentar al conocido motor de búsqueda, pero quizás sí a algunas de sus herramientas cloud computing más útiles para el almacenamiento de datos online. Además de sus populares herramientas como Gmail, Google Calendar o Drive, que forman parte del día a día de la mayoría de las personas, también dispone de otro tipo de productos más escalables, personalizados y fiables para las empresas.

Google Cloud ofrece todos los servicios en la nube de Google, como Cloud Storage, Compute Engine, Anthos... entre muchos otros. Cada uno de los productos ofrece funciones diferentes según el volumen de datos a trabajar, la base de usuarios o el tamaño de la infraestructura necesaria.

Entre toda la oferta de Google seguro que hay alguna herramienta que servirá para empezar a implementar el cloud computing en tu empresa.

Creative Cloud

Adobe Creative Cloud es el servicio de Adobe en la nube donde los usuarios acceden a productos de edición de vídeo, imágenes, diseño gráfico y también servicios de almacenamiento online. Para hacer uso de Adobe Photoshop, Illustrator, Premiere... es necesario instalar el paquete Creative Cloud, pero la ventaja es que se los archivos se almacenan en la nube para poder trabajar sobre ellos desde cualquier lugar.

El modelo actual de Creative Cloud ofrece a los usuario el acceso a la plataforma pagando una suscripción mensual, por lo que los consumidores no poseen el software.

Asana

Asana es un ejemplo de plataforma en la nube centrada en otro ámbito de la productividad y la gestión de equipo. Con este software se pueden organizar las tareas, proyectos y equipos en línea, lo que simplifica la operativa diaria de cualquier empresa gracias al acceso en remoto y las opciones colaborativas. Todos los usuarios tienen acceso online desde la página web, lo que facilita la comunicación interna y el rendimiento de la empresa.

Amazon Web Services (AWS)

Aunque el negocio principal de Amazon es el e-commerce, también ha diversificado sus productos hacia el almacenamiento de datos con servidores en la nube. Ofrece las herramientas propias de la computación en la nube como almacenamiento, bases de datos, análisis, redes, dispositivos móviles, herramientas para desarrolladores, herramientas de administración... y muchas más.

Es considerada la nube más grande del mundo y ofrece una infraestructura pública para todo aquel que necesite trabajar en la nube sea cual sea su sector (entretenimiento, tecnología, finanzas...) o su categoría de tecnología (análisis, machine learning, almacenamiento, computación...)

We Transfer

Como su nombre indica, We Transfer es la forma más sencilla de de transferir archivos en la nube. Es una plataforma creada para enviar archivos sin límite de tamaño a cualquier parte del mundo y de manera gratuita, aunque también cuenta con planes de pago con más funcionalidades y mayor capacidad de almacenamiento.

Muchas empresas lo utilizan para mantener sus archivos protegidos y con la máxima calidad sin importar las veces que se repite un envío.

software-cobros-online

Uelz

Uelz también es una plataforma de gestión de cobros online, por lo que su uso y ventajas son las mismas que las del resto de servicios cloud computing. En nuestro caso, ofrecemos un gestor online de cobros desde el que poder recibir todo tipo de pagos, así como almacenar todos los datos de ventas, clientes y servicios en la nube. De esta manera, cualquier empresa puede gestionar sus ingresos en cualquier momento y dispositivo y automatizar sus gestiones diarias.

A diferencia de otros productos digitales de gestión de cobros, Uelz no necesita implementación técnica alguna y demuestra que la gestión de cobros puede ser sencilla para todo tipo de empresas.

Como has visto, puedes implementar el cloud computing en cualquier ámbito de tu empresa, desde las tareas más básicas de organización o planificación del trabajo, hasta el almacenamiento más sofisticado de grandes bases de datos, pasando también por programas de diseño gráfico. Las opciones son casi infinitas, pero lo más importante es encontrar aquellas herramientas que realmente pueden facilitar el trabajo diario de tu empresa.

Si tienes claro que trabajar en la nube es el futuro y la forma en la que debes digitalizar tu empresa, es el momento de buscar aquellos softwares que van a suponer un auténtico avance para la gestión de tu empresa.

Publicaciones relacionadas

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
Utilizamos Cookies propias y de terceros en nuestro sitio web para mejorar la experiencia de usuario. Nos ayudan a comprender mejor cómo se utiliza nuestro sitio para adaptar el contenido e incluir anuncios personalizados.