¿Qué es el Open Banking o Banca Abierta?

En este artículo entenderemos qué es el Open Banking y cómo surgió, veremos cómo funciona, las ventajas que puede proporcionar tanto a clientes como a empresas, y también los retos a los que se enfrenta.

¿Qué es el Open Banking?

El Open Banking o banca abierta es el hecho de que los servicios de pago de terceros y proveedores de servicios de pago tengan acceso de forma automática, pero previo consentimiento del usuario, a datos, cuentas e información bancaria de los usuarios, como transacciones bancarias, interacciones entre otros bancos e instituciones financieras y otros datos de interés.

La información financiera del cliente y los datos de su cuenta bancaria puede ser intercambiada con terceros (otras empresas e instituciones financieras), siempre que el cliente lo autorice. Dichos terceros pueden acceder a la información del cliente sobre sus ingresos, gastos, etc., para ofrecerle servicios que a priori pueden resultarle de interés basándose en su perfil, como por ejemplo servicios de asesoramiento financiero, recomendación de productos financieros, y otros productos o servicios similares.

Las dos funciones principales del Open Banking son: 

  • Simplificar y facilitar la gestión del dinero al cliente, permitiendo efectuar pagos y transacciones de la forma más segura y más simple posible.
  • Permitir a bancos y entidades financieras personalizar el ofrecimiento de servicios financieros idóneos a cada cliente, en función de su tipo de perfil y posibles intereses.
open-banking-definicion

Origen del Open Banking (PSD2)

En Europa, el Open Banking se encuentra enmarcado dentro de la Directiva sobre Servicios de Pago 2 (normativa PSD2), que regula los servicios de pago online y que en España entró en vigor en enero de 2021. A continuación vemos las premisas principales del Open Banking en base a esta normativa:

  • El Open Banking ofrece la misma seguridad que la banca online en general, tanto para la privacidad de datos como para las transacciones económicas, incluyendo pagos online.
  • El cliente/usuario es quien decide en todo momento quién (y quién no) puede acceder a los datos de su cuenta, y en qué grado o medida la banca abierta puede operar en su cuenta.
  • Se requiere una autorización previa del cliente para realizar cualquier tipo de cobro u operación. No se podrá realizar ningún cobro ni ninguna otra acción sin autorización del cliente.
  • El cliente es el único poseedor de sus datos de acceso y contraseña. Nadie más tiene acceso a éstos bajo ningún concepto.

Cómo funciona el Open Banking

Pese a que cada país tiene su normativa y su forma particular a la hora de aplicar el Open Banking, la forma global de hacerlo es la siguiente: 

Los bancos e instituciones financieras facilitan los datos a proveedores externos y terceros en general, a través de una API (Interfaz de Programación de Aplicaciones en abierto). Esta API ejerce como una vía de comunicación segura a través de la cual se comparte y distribuye la información entre las partes autorizadas.

Así surgen los conocidos como “agregadores financieros”, que ayudan a gestionar las finanzas de los usuarios de banca online unificando toda la información de sus cuentas y facilitando los movimientos de unas a otras. Así pues, se consigue agilizar la operativa de las cuentas y sus pagos. La banca abierta o Open Banking es la que permite este servicio.

 Ventajas del Open Banking

Ventajas para los clientes/usuarios

  • El cliente recibirá sólo ofertas personalizadas y de su interés, y tendrá acceso a productos y servicios de gran utilidad a los que, de otra manera, nunca habría accedido (siempre que las empresas realicen un buen trabajo a la hora de analizar sus perfiles y deducir sus posibles necesidades y deseos).
  • El cliente encuentra mucho más fácil la gestión, la administración y el control de sus cuentas y sus finanzas, gracias a poder reunir toda la información generada por sus diferentes cuentas bancarias y/o aplicaciones financieras en un único lugar. Existen aplicaciones específicas para ello, como por ejemplo Fintonic, y también neobancos que aportan estas funcionalidades, como N26 o Revolut entre otros.
  • Existe una mayor rapidez, agilidad y seguridad a la hora de realizar pagos online por parte del cliente (lo cual beneficia también a las empresas)
  • Mejora de la experiencia del usuario en general en todos los aspectos de la gestión financiera personal.

Ventajas para las empresas

  • Facilitación del acceso al crédito por parte del cliente (obtención de préstamos y financiación), lo cual permite a los bancos e instituciones financieras obtener un mayor número de clientes y por lo tanto facilitar más créditos (y, por lo tanto, beneficiarse de la obtención de los intereses).
  • Mayor facilidad para las empresas a la hora de analizar la información financiera del cliente, para comprobar si es o no apto para facilitarle crédito.
  • Simplificación de la contabilidad de pagos online (de especial interés tanto en la realización como en la recepción de pagos), y ayuda a la clasificación y control de los gastos empresariales, para facilitar  la gestión de estos a nivel contable y fiscal.
  • Mayor facilidad para recibir pagos online de forma instantánea.
  • Facilitación del acceso al crédito por parte del cliente (obtención de préstamos y financiación), lo cual permite a los bancos e instituciones financieras obtener un mayor número de clientes y por lo tanto facilitar más créditos (y, por lo tanto, beneficiarse de la obtención de los intereses).
  • Mayor facilidad para las empresas a la hora de analizar la información financiera del cliente, para comprobar si es o no apto para facilitarle crédito.
  • Simplificación de la contabilidad de pagos online (de especial interés tanto en la realización como en la recepción de pagos), y ayuda a la clasificación y control de los gastos empresariales, para facilitar  la gestión de estos a nivel contable y fiscal.
  • Mayor facilidad para recibir pagos online de forma instantánea.
open-banking-pagos

Retos del Open Banking en el entorno actual

El principal reto al que el Open Banking se enfrenta, en general, es la disrupción en cuanto a la banca tradicional. El Open Banking, por un lado, trae un nuevo estilo de gestión patrimonial y consumo para el usuario, y por otro, facilita la “entrada en juego” de instituciones financieras novedosas (agregadores de pago) y más pequeñas que los bancos tradicionales ya instaurados para permitirles ganar terreno ante estos. Hecho difícil pero posible y que cada día es una realidad más consolidada.

Por otra parte, la seguridad es la otra clave y pilar fundamental y necesario del Open Banking. La seguridad al hacer pagos online, y el control y la confidencialidad de los datos del usuario, son absolutamente indispensables e indiscutibles para que el Open Banking pueda ser exitoso. 

Las APIs son un excelente instrumento para ello, pero siempre es posible que exista alguna vulnerabilidad y que ello comporte problemas. Debemos resaltar la existencia de malware creado por ciberdelincuentes que pretende infiltrarse en cuentas para acceder a información de manera ilícita. Las empresas deben trabajar duramente para asegurar que toda nueva funcionalidad y progreso tecnológico en general en el ámbito del Open Banking debe estar completamente respaldado a nivel de seguridad, previamente a dar el paso de realizar la implementación de cualquier funcionalidad y abrirla al uso público. Es por ello que la Unión Europea modificó su Directiva sobre Servicios de Pago creando la segunda versión (PSD2), para asegurar las mejores prácticas en el ámbito de la seguridad del Open Banking.

Sin lugar a dudas, el Open Banking es una revolución en el sector financiero. El Open Banking o banca abierta brinda al ciudadano de a pie una sencillez y agilidad nunca antes vista a la hora de gestionar sus finanzas y realizar sus transacciones económicas. 

También permite a los clientes recibir información sobre productos de su interés gracias a que las empresas podrán conocer sus perfiles mucho mejor gracias al acceso a sus datos. Pero sobre todo, el principal avance que se obtiene gracias al Open Banking se encuentra en la posibilidad de hacer pagos online de manera abierta, dando acceso a los agregadores financieros a operar por su cuenta y agilizar toda clase de transacciones entre las cuentas de la banca online tradicional y los proveedores de servicios de pago.

Publicaciones relacionadas

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
Utilizamos Cookies propias y de terceros en nuestro sitio web para mejorar la experiencia de usuario. Nos ayudan a comprender mejor cómo se utiliza nuestro sitio para adaptar el contenido e incluir anuncios personalizados.